Improvisar al piano desde cero

En este post quiero contarte cómo atreverte a improvisar con el piano desde cero, sin necesidad de llevar años estudiando este instrumento. Además le ilusiona contarte que por primera vez he grabado el podcast ¡en vídeo!

Empezar a improvisar con el piano – Vídeo-podcast

Aquí puedes ver el vídeo en YouTube.

Si prefieres solo escucharlo, aquí te lo dejo:

Apuntes y consejos de cómo improvisar al piano desde cero

Como te cuento en el vídeo, sé de primera mano lo difícil que es atreverse a improvisar con el piano desde cero. No saber si lo que vamos a tocar va a sonar bien puede ser abrumador. Por eso en este episodio te he querido dar unos trucos muy sencillos para empezar y atreverte a improvisar.

¿Cómo puedo empezar a improvisar?

Existen muchas maneras de comenzar a idear una improvisación. La que yo te propongo es partir de una idea. Esta idea puede ser una historia, una vivencia, una emoción o sentimiento. Una vez que tienes esto en tu cabeza, decide si quieres que tu improvisación suene alegre o triste.

Si has decidido que vas a empezar con una sonoridad más alegre, te recomiendo que empieces en posición de do. Si prefieres que suene más triste, la posición indicada para comenzar es la de la.

Posición de do
Posición de la

Acompañamiento y melodía

Te recomiendo que en la mano izquierda utilices acordes para acompañar la melodía que harás con la mano derecha. En el vídeo te explico qué acordes puedes utilizar y cómo crear melodías con la derecha en base a una escala básica.

Los acordes se pueden deducir teniendo en cuenta cómo funciona le sistema tonal. Verás que con tres acordes puedes hacer grandes cosas. Estos tres acordes se forman desde la 1ª, 4ª y 5ª nota de una escala.

Por ejemplo, si estamos improvisando en posición de do, los acordes serán los que se forman desde las notas do, fa y sol (tónica, subdominante y dominante).

Otros trucos e ideas

Si quieres empezar a añadirle sonoridades diferentes a tu improvisación, te aconsejo que juegues con las tensiones. Esto lo puedes hacer utilizando intervalos tensos, como el de 4ª aumentada, tanto en la melodía como en el acompañamiento.

También puedes jugar con escalas diferentes, como los modos griegos, escalas de jazz o de otros países y culturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.